THC-vs-CBD

Tiempo de lectura 1.5´ – 2.5´ (musica en la parte inferior)

Veamos un poquito sobre los diferentes efectos y usos del THC y el CBD

Los dos cannabinoides más conocidos y comentados presentes en el cannabis son el THC y el CBD. Ambos interactúan con el cuerpo humano mediante la vinculación con diferentes receptores de cannabinoides que existen en el cuerpo y el cerebro. Aunque estos receptores normalmente se activan para crear homeostasis en el cuerpo, los cannabinoides como el THC y el CBD causan y estimulan diferentes comportamientos.

El THC (tetrahidrocannabinol) es el principal componente psicoactivo del cannabis y funciona al vincular los receptores CB1 y CB2 en el cerebro humano. Los receptores CB1 existen principalmente en el sistema nervioso central, manejando la liberación de neurotransmisores. Los receptores CB2, por otro lado, viven en el sistema inmunológico y son responsables de regular las funciones corporales. Se dice que los receptores CB1 influyen en el placer, el apetito, la memoria y la concentración, y el receptor CB2 modera las sensaciones de dolor y puede ser responsable del homeostasis en partes del cuerpo como el riñón y el hígado.

El CBD por otro lado, interactúa con receptores como el GPR55 o el 5-HT1A. No es psicoactivo, aunque funciona de muchas maneras con el THC para contribuir al efecto del cannabis. De hecho, contrarresta los efectos del THC en varios aspectos, por lo que su proporción es importante para determinar la sensación producida por el cannabis. El CBD reduce la sensación de ansiedad característicamente causada por el THC, y tiene propiedades antipsicóticas que equilibran los efectos más fuertes del colocón. Además, se asocia con la vigilia y la energía, por esa razón, también se complementa con THC.

Efectos terapeuticos del THC

El THC o delta-9-tetrahidrocannabinol (Δ9-THC) tiene un efecto analgésico, antiespasmódico y permite la relajación de los sentidos. También conocido como antagonista de varios cannabinoides como el CBD, que reduce el efecto psicoactivo del THC.

Al enlistar los efectos terapéuticos, que hemos encontrado en el THC, obtuvimos:

• Analgésico

• Antiemético

• Neuroprotector

Antiinflamatorio

• Antiespasmódico

 

Actualmente, existen numerosas investigaciones centradas en el tratamiento del cáncer con THC (y otros cannabinoides), que han demostrado efectos antitumorales al probarlo en animales. Hoy en día se están realizando ensayos con humanos en universidades de Israel y el Reino Unido. Hasta que no haya una mayor referencia de los ensayos en los que se analice en humanos, los pacientes oncológicos pueden usar el tratamiento con cannabinoides de manera adyuvante al tratamiento habitual, aliviando los efectos adversos típicos de la quimioterapia como náuseas, vómitos, déficit de sueño o falta de apetito.

Además, se han realizado varios estudios sobre el potencial terapéutico del THC en la enfermedad de Alzheimer, donde se investiga el potencial neuroprotector para este tipo de pacientes, así como la acción en los estados de demencia y como tratamiento para los estados de agitación y agresión.

Dentro de los enfoques terapéuticos más conocidos para el THC está el tratamiento para la esclerosis múltiple y la espasticidad severa, que tienen un spray bucal con una proporción de THC | CBD 1: 1 para aquellos que no han tenido resultados con otros tipos de tratamientos anti espásticos.

Efectos terapeuticos del CBD

En comparación con los otros cannabinoides, el cannabidiol ha ganado mucha importancia en el campo terapéutico porque carece de las propiedades psicoactivas típicas del THC (no actúa a través de los receptores CB1 del cerebro responsables de la psicoactividad), y se reducen cuando se utiliza el CBD y el THC en su conjunto.

De esta manera, se pueden administrar cantidades similares de CBD y THC (proporción 1: 1 o incluso mayor que THC) sin la aparición de efectos adversos fuertes debido a altas cantidades de THC (como el efecto psicoactivo, taquicardia, ataques de ansiedad, entre otros). Aunque queda mucho por investigar sobre las propiedades del cannabidiol, hay varios estudios que han demostrado sus beneficios desde un punto de vista clínico.

Sus efectos terapéuticos más importantes están dados por sus propiedades; ansiolíticos, analgésicos, antiméticos, antiemilépticos, antitumorales, antioxidante, anti-inflamatorio, antipsicóticos, inmunomoduladoras, antibacteriano, neuroprotectores, antirreumático y inductores del sueño.

Aunque los beneficios del cannabidiol no se conocen completamente, hay estudios que han demostrado sus beneficios desde un punto de vista clínico. Por ejemplo, los expertos han revelado su relación con el sistema inmunológico. Y se ha demostrado que, en algunas líneas celulares del sistema inmune, el CBD tiene la capacidad de inhibir la producción de algunas citoquinas (IL-8, IL-10, TNF-D, IFNJ). Estas pruebas relacionan directamente el CBD con efectos beneficiosos en enfermedades inflamatorias / autoinmunes. Así, el CBD tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas, ansiolíticas y antipsicóticas. También hay estudios que han relacionado el cannabidiol con el alivio del dolor crónico o para tratar la epilepsia, mejorar los síntomas de la esclerosis múltiple, entre otras enfermedades que afectan crónicamente al paciente.

Otras investigaciones se han centrado en los efectos del cannabidiol en la artritis. Así, un ensayo con ratones mostró que un tratamiento con CBD (tanto oral como intraperitoneal) logró bloquear la enfermedad, paralizando así su progresión. Estos efectos están relacionados con la actividad inmunosupresora y la propiedad antiinflamatoria de este cannabinoide.

En una enfermedad como el cáncer, el CBD causa un efecto sedante en la mayoría de los casos e inhibe la transmisión de señales nerviosas asociadas con el dolor. Se ha visto que el CBD reduce el crecimiento de células de cáncer de mama humano in vitro e in vivo en ratones, y reduce su invasividad.

Mejor en equipo

Finalmente, el CBD y el THC tienen diferentes efectos. Nuestro conocimiento reciente de poder diferenciar entre los dos y experimentar con alteraciones de la cepa genética significa que el cáñamo puede estar más disponible y accesible: con las variedades genéticas con menor contenido de THC, el cáñamo se puede administrar a niños y ancianos para así obtener las propiedades medicinales del CBD, por ejemplo.

Pero ambos trabajan excepcionalmente como un equipo, y hasta ahora, estamos esperando que se realicen más investigaciones sobre los efectos del cáñamo. Los dos cannabinoides juegan un papel fundamental tanto en la curación física como en la experiencia general cuando se usan. THC y CBD probablemente trabajen juntos para producir muchos de los efectos medicinales y psicoactivos que experimentamos de maneras que aún no comprendemos. Aunque existen diferencias fundamentales en la forma en que funcionan individualmente en el cuerpo, todavía estamos descubriendo todas las formas en que pueden trabajar juntos.

Canalanza CBD Study Centre

Imagenes de pixabay

Canalanza-CBD-STUDY-CENTRE
Share:

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP

X